miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿Qué sucede cuando morimos?




Es como una nube en el cielo, cuando la nube ya no esta, no significa que haya muerto, ella continúa en otras formas, en lluvia, nieve o hielo, así que uno puede reconocerla en sus nuevas formas. Si amas con toda tu vida a una nube hermosa y ya no esta más, no deberías estar triste, tu amad@ nube pudo haberse convertido en lluvia, llamándote; ¡cariño!, ¡cariño!, ¿no me ves en mi nueva forma? y entonces no serás golpead@ por la pena y la desesperación, tu ser amado continúa siempre, y la meditación te ayuda a reconocer su presencia constante en nuevas formas. 


Nuestra naturaleza es sin nacimiento y sin muerte, la naturaleza de la nube también. Una nube no puede morir nunca, una nube puede volverse nieve, granizo, lluvia... para una nube pasar de 'ser' a 'no ser' y eso es verdadero para tu ser amado. Ella no ha muerto, ella continúa en muchas formas nuevas y uno puede mirarla profundamente y reconocerla en uno y alrededor de uno.



AUTORA: Loly González Marrero

3 comentarios:

  1. Sólo se transforma.... Muy bueno Loly González. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. La renovación del se terreno en un ser espiritual! Precioso Loly! Un abrazo fraterno!!

    ResponderEliminar